Bienvenid@ a este bosque nebuloso. Disfruta de tu estancia.

Bienvenid@ a este bosque nebuloso. Disfruta de tu estancia.

lunes, 25 de octubre de 2010

EL CASTILLO DE ÁSGARD

Odín y los demás dioses querían construirse un palacio, y no sabiendo como igualar las magníficas construcciones que los gigantes poseían propusieron al gigante Hrimthurs, que además era un poderoso mago, que se la construyera.
Este accedió pero a condición de que le concedieran la mano de la diosa Freya, de la que estaba enamorado y además le dieran la luz del sol y de la luna y el elixir que les concedía la inmortalidad.
A todo accedieron los dioses poniéndole el plazo de un año para acabar la colosal obra, pensando que no sería posible y no habrían de pagar.
Pero Hrimthurs tenía un caballo llamado Svadilfari, animal que obedecía las órdenes de su dueño con tal velocidad, que a poco de empezar las obras los dioses se dieron cuenta de que sí acabarían en el plazo previsto.
Se reunieron y encargaron a Loki que buscara alguna artimaña para quitarle el caballo mágico. Loki se metamorfoseó en yegua y se llevó a Svadilfari. De la unión de ambos nació el caballo de Odín que tenía ocho patas.
Al presentarse Hrimthurs ante los dioses acusándoles de hacer trampas, Thor levantó su martillo y lo descargó contra el gigante que quedó muerto en el acto. Pero el castillo de Ásgard estaba ya casi terminado y los dioses tenían ya una magnífica residencia.