Bienvenid@ a este bosque nebuloso. Disfruta de tu estancia.

Bienvenid@ a este bosque nebuloso. Disfruta de tu estancia.

domingo, 11 de marzo de 2012

VIDA DE UN ARTISTA INCOMPRENDIDO


La creencia de la gente de que estoy loco es una de las cosas que más regocijo me causan, no saben que estoy más cuerdo que ellos, ni siquiera se han enterado que mientras ellos duermen uno no amanecerá, por lo menos no en esta ciudad, y cuando se enteren de que estuve al costado de su casa realmente sabrán que no estoy tan loco como piensan, no soy un vengador, mi causa no es la justicia ni tampoco busco que piensen como yo, solo busco la sangre, no me importa que la gente que muere sea inocente, solo me interesa ver ese color rojo.

Sangre, es fascinante verla cuando sale de sus cuerpos, tiñendo de rojo una piel que es
blanca o negra, el gesto de dolor que dibuja su rostro, un gesto que clama por que su
tortura no siga, y sobre todo lo que mas me gusta el olor, el olor del miedo que
impregna el ambiente, un olor del que todos hablan pero nadie ha sentido realmente, es
algo que te atrapa y hace que lo desees mucho mas, eso es lo fascinante de lo que
hago…de mi arte.
Un artista, eso es lo que soy, no soy un asesino ni un depravado, soy un incomprendido,
nadie comprende mis creaciones, mis obras, el mundo no esta preparado para mi y por
eso trato de mostrarles de lo que soy capaz para que se admiren con la belleza de mi
trabajo, pero nunca entienden ya van diez, diez personas que han sido testigos de lo que
soy capaz, ellos han tenido el honor de llevar en sus cuerpos algunos trazos de mi
genialidad, pero, como todo ignorante del arte que tiene ante sus ojos, no supieron ver
lo que hacia y creían que era una tortura, ja, pobres diablos no sabían que todo ellos
eran mis lienzos, ellos eran mis modelos donde yo realizaba mi arte.
La vida ha sido buena conmigo todas mis obras han sido conocidas por la gente,
ustedes, la policía, han colaborado mucho para poder lograr que sea famoso, aunque,
por ahora, esta no es la fama que yo me imaginaba, pero es un avance, no me importa
que me llamen asesino, ya comprenderán luego, ¿La chica?, jajá ¿Qué importancia tiene
ella ahora? Solo es otra más ya la encontraran, y cuando lo hagan verán mi obra
maestra, ella ha sido muy colaboradora conmigo, ha sido la mejor, debieron de escuchar
sus gritos, era música para mis oídos, era mucho mejor que la novena sinfonía de
Beethoven, sus gritos eran como el canto de las sirenas, muy sublime, repito es mi obra
maestra.
Seguro que desean saber si esta muerta, pues no, no lo esta y por eso es lo mejor que he
hecho, todos los demás eran muy débiles, no aguantaban mas allá del primer pinchazo
del taladro, pero ella no, ella es diferente, es mas fuerte, no creí que alguien tan pequeña
pudiera ser tan resistente, no hay duda que las mujeres si aprecian el arte, a veces pienso
que me hubiera gustado haber sido mujer y no tener este cuerpo estúpido que no sirve
para nada, estas cosas que cuelgan y que solo estorban. No, ser mujer es lo mejor, por
eso la escogí a ella sabia que me serviría pero nunca creí que tanto.
Esta bien, les voy a contar donde está pero primero deben de escuchar lo que les voy a
decir para que puedan comprender como encontrarla, no ha sido fácil, saben, yo creí que
nunca me atraparían pero ya ven como es la vida, ahora estoy frente a un grupo de
policías desesperados que escuchan mi historia queriendo, al parecer, encontrar
respuestas ante algo que ustedes tildan erróneamente de crimen, esto no lo es, esto es
simplemente otra forma de ver la vida, pero yendo a lo que les quería decir, ustedes no
saben lo que se siente cuando alguien les clama por ayuda, y esto fue lo que paso con
ella y con los otros nueve.
A ella la encontré hace dos días caminando de noche por un callejón, un lugar muy
inseguro para una chica tan flaquita como ella, pero estaba ahí y yo no podía
desaprovechar la oportunidad de hacer de ella algo mejor de lo que ya era, así que le di
un golpe en la cabeza y la lleve a mi casa, ahí simplemente hice lo mismo que hice con
el medico y el ingeniero, la até de manos y la colgué de un gancho que tengo en el
techo, junto con el médico, sí ese medico al que ustedes aún buscan, él no aguantó, está
muerto pero aun practico con él, siempre quise saber como era el cuerpo humano por
dentro y quería practicar con un médico, era como darle una cucharada de su propia
medicina, pero no aguantó, ni siquiera pude verle el corazón latiendo, es una verdadera
lástima.
Al despertar, ella me miró y no me dijo nada, no hacia falta, en sus ojos se reflejaban el
terror que me tenía, quizá quería gritar y no podía, yo me acerque a ella y vi como sus
ojos adquirían el brillo del pánico, creo que en ese momento se dio cuenta de mi fallida
operación al doctor y se puso a gritar, eso en vez de enfurecerme me agradó, por que ese
grito, como ya dije antes, era música para mis oídos y yo estaba encantado de
escucharlo, cogí el escalpelo de la mesa donde están todas mis herramientas y procedí a
cortarle la ropa, mi obra no podía estar vestida, es un insulto contra el arte, al quitarle lo
que llevaba puesto vi su cuerpo, no era nada del otro mundo, pero en ese momento para
mi era el cuerpo de una diosa griega, así de perfecto y estaba enteramente a mi
disposición para poder hacer con el lo que quisiera.
Dejé el escalpelo en la mesa, cogí la tijera y le corte el pelo, mechón por mechón iban
cayendo al suelo mientras ella horrorizada lloraba y me pedía que por favor ya no
siguiera, pero no podía, un artista no se detiene ante nada, luego de cortarle el cabello
me detuve y la contemple una vez mas no se porque me dio pena, era un sentimiento
que nunca tuve por ninguno de los otros nueve, pero lo sentí en ese momento, pero no
duró mucho tenia que regresar a la realidad y lo hice. Me enfade conmigo, un artista no
puede tener este tipo de relajos.
Al principio pensé en coger el cuchillo pero no, no era un instrumento lo
suficientemente fino como para lo que quería hacer, así que me decidir por el escalpelo
nuevamente, al tomar el escalpelo ella me rogó que la dejara ir, que sus padres tenían
dinero, pero a mi no me interesa el dinero, eso es para la gente común y corriente,
nosotros no vivimos de dinero, eso fue lo que le dije y ella se puso a llorar, pero no me
importó, en ese momento ya no me importó, la cogí del brazo y le clave el escalpelo,
tenían que ver la sangre fluyendo, era un espectáculo de lo más hermoso, y de fondo
musical el sonido mas bello que Dios pudo inventar, el grito, no se por que siempre he
tenido debilidad por él.
Le clavé mas de una vez el escalpelo en el brazo derecho, no se porque lo hice pero me
gustó hacerlo, luego de eso intenté hacer algo que no nunca había tratado de hacer, la
descolgué y la amarre en la cama, le agarre el brazo sangrante y trate de cortarle la
mano pero no pude, no se que me pasó con ella pero todas las cosas que quería hacer se
quedaban en deseos, pero igual tenia que seguir hasta el final, así que cogí el alicate y le
empecé a arrancar sus dientes blancos uno por uno, sus gritos ya no eran los de antes, ya
empezaban a desesperarme, pero igual conseguí las 32 piezas dentales más blancas que
había visto en mi vida, las guarde junto con las otras, ella ahora ya no gritaba y solo me
miraba con el máximo horror que puede haber en los ojos de una persona, eso me
gustaba era lo que encajaba en el cuadro perfecto de mi obra.
Antes de seguir con el proceso de transformar a una simple mujer en la perfección
estética quise jugar un poco con ella y coloqué la llave en la puerta y le dije si quieres
salir solo debes de girar de la llave, con la boca, y realmente me divertía ver como ella
trataba de hacer girar la llave, pero no tenia dientes, lo que hacia era lastimarse la
encías, y desesperarse yo solo la miraba mientras mordía una manzana y cuando ella me
miraba le decía: ¿Quieres? y ella llorando trataba otra vez de mover la llave para poder
salir, cuando se dio por vencida me acerque a ella con la manzana y el cuchillo con el
cual cortaba la manzana en trozos para poder comerla y le pase el cuchillo por toda su
cara que estaba ensangrentada por la sangre que se le había escurrido tratando de abrir
la puerta, y le di un golpe para que se desmayara y no sintiera tanto dolor por un tiempo,
ya que con lo que iba a hacer no necesitaba nada de bulla, la lleve otra vez a la cama y
le empecé a abrir la tapa del cerebro, quería ver como era uno vivo y lo logré, se podría
decir que le veía los pensamientos, ella despertó y empezó a gritar, así que le di otro
golpe, se que no es la mejor anestesia pero era la única que tenia a la mano, jajá, si
hubiera tenido otra quizá no lo hubiera usado, ¿Me da otro cigarro por favor?, ¿Ya no
hay?, bueno no importa seguiré con el relato, al ver los sesos de ella al aire me dio asco
y se le coloque otra vez la tapa pero lo cocí a mi modo así que no quedó como al
comienzo, jajá, eso era lo mejor ¿saben? Por que estaba cambiando la fisionomía del ser
humano, yo podía hacerlo, te sientes Dios al hacer eso, te puedes imaginar como lo hizo
cuando creo a Adán, o mejor aún cuando le sacó una costilla para crear a Eva, ese es el
poder que te de el arte…esta bien, esta bien, al coserle nuevamente la tapa del cerebro,
decidí ir nuevamente al cuerpo y simplemente acelerar su evolución natural hacia otra
especie mejor, le cogí el brazo izquierdo y le hice un corte horizontal, estaba buscando
el cubito y el radio, cuando lo encontré me dispuse a sacarlo, pero era demasiado duro
como para poder hacerlo por lo cual agarre la sierra y empecé a cortarle eñ hueso, en ese
momento ella se despertó y al ver lo que le estaba haciendo a su brazo se puso a gritar
nuevamente, pero no me importó, yo seguía con mi trabajo, creo que el dolor la hizo
desmayarse, cocí el brazo si el radio ya, el cubito lo deje por si acaso, luego de eso tenia
que salir a hacer algo importante, pero el taladro quería entrar en funcionamiento, así
que cogí el taladro y se lo empecé a meter por las piernas, ella ya no gritaba, creí que ya
estaba muerta, creí que era otro fiasco más, pero no, creo que estaba en un estado de
catalepsia increíble, ni el dolor la podía despertar, pero despertó con un grito aterrador,
como cuando has despertado de una pesadilla, pero no, ella no había tenido una
pesadilla, trato de mover su brazo izquierdo pero sintió dolor, me miró con sus ojos
inyectados de un terror combinado con suplica, el que sentía que me decía que parara,
que ya no la siguiera haciendo sufrir, y nuevamente ese olor, el olor de los dioses, el del
miedo, se que ustedes creen que soy un depravado pero no lo soy, tienen que oler lo que
yo para saber a lo que me refiero, si no lo hacen, simplemente se han perdido de una de
los mejores olores de la naturaleza, nunca hubo y nunca habrá un olor igual o mejor que
este, y lo mejor de todo es saber que tú eres el culpable de que aparezca, es lo mas
reconfortante, te sientes mas que Dios, yo me sentí así, es por eso que estoy ahora acá
con ustedes, me sentí mas de lo que era en realidad, este es el problema de los que
tenemos talentos tan extraordinarios, a veces nos creemos mas de lo que somos, pero en
ese momento no te importa simplemente lo eres, como dije antes tenia que salir a hacer
algo importante, y no es que el arte no lo sea si no que hay cosas que, creo, son un
poquito más, urgentes, ella no se iba a ir, no pida caminar y no podía mover el brazo
izquierdo, pero igual decidí asegurarme, le hice un última operación rápida y le incrusté
en la espalda aros de metal, y la colgué, poco a poco vi que la piel se le desgarraba, en
eso salí y fue que ustedes me agarraron, pero con su gran inteligencia de policías ni
siquiera se les ocurrió buscar en esa casa, jajá, si hubieran tenido el tino de por lo menos
revisar ese lugar ustedes no estarían tratando de sacarme información ahora y quizá ya
estaría muerto o por lo menos bastante lastimado, pero no, ustedes no saben como
piensa un artista, ahora que ya les dije lo que querían escuchar hagan conmigo lo que
quieran, no me interesa, la final voy a ser un verdadero artista, un genio y la gente va a
poder, al fin, apreciar mi arte, jajá, no se demoren mucho por que la ansiedad es lo peor
que puede pasar…